Prada Primavera Verano 2017 Milan Fashion Week

Si hay ciertas tendencias que están claras para la próxima temporada primavera/verano dos mil once es el denim. Cada temporada, Lafayette desarrolla un informe de tendencias basado en la investigación de brotes culturales, sociales, económicos y estéticos alrededor del mundo. Una vez sintetizada esta información procedemos a agrupar esta información por sensibilidades similares y relevantes para nuestros usuarios.

El corte shag fue tendencia en la década del 70 y la década del 90, y ahora en dos mil diecisiete viene para pegarlo fuerte con las medias melenas. Para nosotras es de los mejores de cortes de pelo que podéis usar. ¿De qué forma podéis llevar el corte shag en la media melena? Fácil, lo único que deberéis hacer es despuntar los mechones para hacerlo muy, pero que muy sexy y muy trend.

Prada ha recogido -y quizá moldeado- la vida de la mujer de el día de hoy, ofertando un armario de corte limpio y dejando decidir a la usuaria si le parece bien no ponerse unos shorts cortísimos y floreados que apenas asomen bajo una chaqueta sobria de cuadros. En esta colección daba la impresión de que cada prenda podía conjuntarse de muchas maneras diferentes, bien con llano con estampados, con falda con shorts. Entre los accesorios de esta temporada destacó una placa enorme colgada de una cadena tal y como si fuera una medalla olímpica -a lo mejor, un premio por lograr llegar al final del día-.

Es un tradicional que, por más que pasen los años, no pasan de moda. Y es un ‘must have’ en toda regla, que no puede faltar en tu guardarropa. Pero este año viene pisando más fuerte que jamás. Y se reinventa en firmas como Balenciaga, que apuesta por grandes hombreras y un aire más masculino.

Los petos militares y las rayas son, respectivamente, brillantes ornamentos secuencias gráficas en vestidos y abrigos. El look marinero adopta los aires de un estilo informal muy refinado. Como si hubieran salido de un centro de salud, los tops anudados a la espalda; las insignias, las funciones y las tradiciones están encantadas con un vestuario que encaja con una época nómada y cargada de recuerdos.

Las flores son otros de los estampados incondicionales del verano, indudablemente un caso más de los colores del verano y sobre todo el azul como color base. Diseños push up como el de esta imagen donde el top se puede ajustar gracias al nudo central. La braga tipo biquini se anuda con sendos lazos a los lados. Un modelo de colores armónicos y suaves para disfrutar de los días de playa.