diez Razones Por Las Que Toda Mujer Debería Viajar Sola Al Menos Una Vez En

Este estudioso plasmó sus descubrimientos en forma de bonitas imágenes creadas por él mismo. Como ves, viajar solo es una experiencia única. Un enorme descubrimiento y una aventura que no tiene comparación. Espero que estas razones (y eso que hay muchas más), te animen a dar ese gran paso, a confiar en ti misma, y simplemente seguir tu corazón y cumplir tu gran sueño de viajar por el planeta.

No todos desean violarte/matarte/atracarte/timarte. Si viajas sola, terminarás por relacionarte, pues no puedes pasar todo tu viaje sin abrir el pico. Tenemos una visión muy distorsionada de lo que hay allí afuera y nos han educado con el cuento de que no aceptemos caramelos de desconocidos. Cuando viajes sola, vas a ver que bastante gente se te aproximará con el único interés de conocerte de asistirte, sin más vuelta de hoja. Y doy fe; gracias a esos caramelos que he aceptado he vivido experiencias fantásticas y he conocido a personas que el día de hoy cuento entre mis amigos más queridos.

Viajar sin destino suena romántico mas, en el momento de la verdad, no es nada práctico salvo que lleves mil años viajando sola y tengas muchos recursos, y en un caso así no estarías leyendo este artículo. No es preciso que planees al milímetro tu ruta, eso le quitará mucho encanto, pero hay clásicos básicos como informarse del contexto económico y político del lugar que visitarás, de las vacunas y visados precisos , de los usos culturales de lo fácil difícil que tiene una mujer moverse por allá. Recabar esta información te ahorrará un buen tiempo y dinero.

He viajado sola, mas en mi país jamás al extranjero. La primera vez tenía 17 años y fui testigo de un asalto en el tren, me sentí como en película del oeste, observando a los sospechosos y diciendo no, ellos no fueron, el ladrón debió bajar en el pueblo anterior”. En el DF la gente fue muy amable, hasta me dieron múltiples billetes que se me habían caído, no me di cuenta y un señor me gritaba -¡señorita! Como el DF tenía mala fama no deseaba ni voltear, pero el hombre en cuestión me alcanzó y me retornó el dinero.

Siete años de viajes —sola, acompañada, en pareja, soltera, con amigas, con amigos, con familia— me mostraron que todo tiene su lado B , y que viajar sola asimismo tiene sus desventajas. Podría decirte que no, que viajar sola es perfecto, que no pasa nada, pero sería irresponsable de mi parte no mostrarte la otra cara de la moneda. Mas, ¿sabes qué?, aunque semejan desventajas grandes, no tienen tanto estrellato y casi siempre quedan opacadas por las ventajas. Es bueno conocerlas y saber que existen —no hay nada mejor que estar informada—, mas no dejar que te frenen. Estas son, en mi experiencia, algunas de las desventajas de viajar sola.

Mi recomendación para la gente que viaja sola y quiere socializar con conjuntos de amigos es que afirme precisamente por qué viaja sola (pues no puede coincidir con amigos, porque quiere sentir qué se siente, por el hecho de que es la mejor manera de conocer gente, etc). De esa forma la gente va a dejar de imaginarse los motivos.